Blogia
Mujer on constant sorrow

¡Qué bavaridad!

¡Qué bavaridad!

Con este chiste, fácil y tonto, comienzo éste mi post-resúmen de la estancia de mis amigos Nacho y Cris en Múnich. Una semana han estado por aquí y se ha hecho cortísimo: ellos no han parado de ver cosas y yo, que estaba además currando, pues no he parado, pero ha merecido la pena, porque lo hemos pasado genial.

Lo mejor es que el tiempo nos ha dado una tregua en este terrible agosto que estamos teniendo. El sol ha salido y hemos podido recorrernos la ciudad en bici e ir de biergartens, que para mí es de las cosas mejores de Munich. Desde luego las comilonas bávaras no habrán hecho muchos estragos en nuestras curvas, porque otra cosa no, pero pedalear hemos pedaleado un rato. De hecho he visto cosas que en 3 años en Munich por pereza no había visto. Es lo que tiene hacer de guía. Por ejemplo, el club de jazz Unterfahrt, al que hasta ahora no había encontrado el momento de ir. O tal vez la compañía adecuada... En fin, hemos tenido de todo. Hasta un paseo en bici bajo una romántica tormenta de verano, después de unas cervezas al son de polcas bávaras en el Englischer Garten. Bueno, la tormenta fue romántica al principio, porque después de un rato Cris y yo parecíamos las candidatas del concurso Miss Camiseta Mojada (si os portáis bien, habrá foto, jeje).

Es difícil elegir un hit del viaje, pero creo que me decantaré por el encuentro que tuvimos Cris y yo en el jardín del Palacio de Nynphemburg. Allá que íbamos las dos viéndonos a nosotras mismas en trajes de época, paseando bucólicamente, cuando de pronto un señor vestido de negro y alzacuellos nos saludó al oir que íbamos hablando en español. Le devolvimos el saludo, charlamos un momento y luego se fue. Se trataba del mismísimo Rouco Varela, antiguo e ilustre alumno de mi querido Colegio Español de Múnich. Sorpresas te da la vida. ¡Y Nacho con la cámara haciéndole fotos a los cisnes! Si hubiera estado ahí ahora tendríamos la "foto friqui" del viaje. En fin, a cambio os dejo la foto que prueba que Nacho y Cristina se lleva algo de bavaridad en sus corazoncitos, de lo cual me alegro. A mí la foto me sirvió de excusa para desempolvar los "dirndl" y ponerlos a punto para la inminente Oktoberfest. PROST!!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Bombero del Atardecer -

Sorrow, Sorrow, qué calladita estás, me da que estás un poquito baja, si es así lo siento, ojalá que no y todo sea una vaga sensación. Yo estuve 15 días por ahí, necesitaba desconectar, mucho. La verdad es que me he acordado de los blogs y de vos, del entorno éste, mas de lo previsible, ya que cada vez que me pasa algo curioso me viene la idea de escribirlo, aunque luego no me atreva a mayor parte de las veces o me entre una pereza de la leche ... o miedo, vaya vd. a saber.

Ahora me toca viajar y currar, me voy a Ginebra dentro de poco. Bambaré un poco por ahí, con el corazón lejos de la cabeza en los ratos libres. Deseo que estés bien y que te vaya bien. Un beso. ah el Viggo yo creo que está mejor en los anillos, pero si te gusta, en Alatriste ta vas a poner las botas.

gabi -

A ti también te ha pasado! Roco Varela es omnipresente! Yo me lo encontré paseando por Roma. Será como Wally? o es que ya el destino me avisaba de que acabaría viviendo en el SPK?? Que pequeño es el mundo o yo que grande.

P.D. Foto!Foto!Foto!

Mujeronconstantsorrow -

¡Se me había olvidado lo del equipo de atletismo suizo en la Torre China! Mira que iban borrachos... jajaja. La verdad es que ese fue otro superhit del viaje. Pena que al final no me hiciera la foto con los dos tipos que les acompañaban para acreditar otro de los momentos friquis de vuestra estancia en Munich.
Ya sabéis que os espero para la Oktoberfest, eh?

NACHO&CRIS (Bávaros conversos) -

JAJAJAJAJA...realmente lo he mos pasado en grande. Casi me atrevería a decir que es uno de los mejores viajes que hemos hecho (o el mejor). Y la verdad es que tu labor de guía y sobre todo de compañía ha hecho de este viaje algo muy especial: esos paseos en bici, el concierto de jazz, tus fantásticos "al pesto", el maravilloso codillo, las fotos persiguiendo leones,el encuentro con "monseñor"...y el equipo de gimnastas borrachos!!!(esa también es buena anécdota)... Además nos apeteceía mucho visitarte y ver tu casa. Una vez más muchas gracias por todo, nos dió mucha pena irnos ...te echamos de menos!!...añoramos mucho pedir la cuenta en alemán!.
Ayer en conmemoración tuya y de nuestra estancia celebramos la cena bávara en un biergarten improvisado en la terraza, que por supuesto se llamó Paulinchen.
En fin un beso grande: prometemos volver!!! PD: Dentro de poco te enviaré el DVD!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres