Blogia
Mujer on constant sorrow

Adiós, pesimismo

"Ya sos mayor de edad 
  tengo que despedirte 
  pesimismo"

Chau pesimismo, Mario Benedetti

Es curioso cómo se instala en nosotros, lo fácilmente que le hacemos sitio en nuestro corazón y cómo se convierte, sin casi darnos cuenta, en inquillino imprescindible de nuestro pensamiento. Y sucede así, sin darnos cuenta. El pesimismo es un escudo que nos cobija frente a los envites de la realidad. Es la vanguardia de nuestro ejército, esa avanzadilla que avisa de los peligros y nos hace sentirnos más seguros sólo por pensar, que esperando lo malo, lo peor no podrá cogernos desprevenidos. No podrá desarmarnos.  Lanzamos el pesimismo como un boomerang decapitador y lo acogemos a su vuelta en el abrigo de nuestro pecho, satisfechos con la confirmación de que, efectivamente, el mundo es tan malo como parecía. Y nosotros ya lo sabíamos.

Adiós pesimismo... ya eres mayor de edad. Ya has crecido en mi interior al calor de mis sufrimientos y mis tristezas, de mis fracasos y mis decepciones. Ya me has enseñado que, a veces, pensar mal es acertar y que el mundo puede ser feo, malo, triste y brutal. He aprendido que nuestra infelicidad no se esconde en grandes desgracias, la mayor parte de las veces, sino en la medianía constante de nuestra vida cotidiana. Lo sé, pesimismo. Como sé que muchas cosas no cambiarán y que otras lo harán para peor. Todas son lecciones necesarias. Te las agradezco y, sin embargo, hoy me despido de ti.

No niego que te echaré de menos y que seguramente te evocaré y gritaré tu nombre para que vuelvas cuando la vida acierte en su estocada y me deje herida, sin equlibrio, tambaleándome. Entonces sé que te miraré con nostalgia. Eso seguro... Pero aún así, estoy decidida a caminar sin tu escolta y a dejarme sorprender.

Para tu consuelo te diré que no te dejo por el optimismo, que es tan ciego y tan engañoso como tú, aunque de él haya aprendido también algunas valiosas lecciones.

Ahora quiero lanzarme a la vida sin bastones ni escudos. 

¡Voy!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

24 comentarios

M.M -

Algo parecido he dicho alguna vez, pensando también en definitivo. Luego llega él y con un detalle tonto, un día tonto vuelve a ocuparlo todo...Me quedo con que al final lo menjor queda en la satisfacción de ir echándolo de vez en cuando.

Sorrow -

Si es así, LANDAHLAUTS, se me notará ;)
Un beso.

Landahlauts -

Yo dejé el pesimismo hace tiempo y, la verdad, es que me va muy bien sin él. Y yo sí, lo abandoné por el optimismo.

Te irá bien sin él. Ya verás. :)

Sorrow -

¡Gracias, CHURRA! Me alegra que te haya gustado. Lo malo será llevarlo a la práctica... ¿Ves? Ya estoy con el pesimismo ¡glups! Si es que esto de difícil...
Un besazo.

churra103 -

¡¡¡Que maravilla de post !!!
Voy a aprendermelo de memoria, yo tambien quiero caminar sin escudos.
Vamos allá .
besos guapa

Sorrow -

Hola ULA, bienvenida. Temo que te decepcionará mi respuesta, porque no tengo ninguna fórmula mágica. Tal vez, el sentido de este post sea sencillamente que no quiero dejarme llevar más ni por optimismos prometedores ni por pesimismos paralizantes. Y esa determinación nace de la experiencia de que ni los tiempos buenos ni los malos son eternos. Y por eso creo que hay que dejarse sorprender por la siguiente curva de la montaña rusa, incluso con los ojos cerrados. Nos lleve ésta hacia arriba o hacia abajo, lo que es seguro es que volverá a cambiar su dirección.
Un abrazo y ánimo con eso días cuesta arriba.

Ummm, ATHOS... No veo yo muy convencido a ese pesimista que se alegra con la equivocación... ¡Me parece que es un optimista camuflado!
Besos ;)

Desde luego, pesimista hasta la muerte, TOY :)
¡Besos!

Una ración doble, FERNANDO, pero sin astenia :)

Fernando -

Para los pesimistas sólo primavera...

Toy folloso -

Epitafio del pesimista:
"Mirad porque se me fué poniendo la cara tan horrible".

athos -

Lo bueno de ser pesimista es que cuando ves que te has equivocado, te pones muuuy contento, ¿verdad?

Besos Baby

Ula -

sorrow ¿Quien o qué cosas te han socorrido para tomar tan acertada decisión? anda, dime algo porque hay días que no puedo quitarme el escudo del pesimismo.
Ya sé que ha sido tu razonamiento unido a tu experiencia, pero eso de que lo abandonas para siempre me ha impresionado y me gustaría conocer algunas claves.
Estupendo escrito.

Sorrow -

Acabaremos como dos amantes de esos que no acaban nunca de despedirse.
Un beso, MANDARINA :)

Oye ROTTEN, solicito oficialmente que te cambies el apellido Mayer por Lynch. ¡Te lo has ganado!
Besos caníbales.

rotten mayer -

"Fue apurar el cigarro y ponerse verde el semáforo.Ponerse verde el semáforo y mirar al semáforo ponerse verde.Todo perfectamente ensamblado ,como en una película.A esa hora casi no había tráfico.No había necesidad de esperar al hombrecillo verde y sin embargo esperó.Y aún con el hombrecillo ya perfectamente verde miró a un lado y a otro de la carretera antes de mover un sólo pie."

(Un pesimista cruzando la carretera)

"Fue apurar el cigarro y ponerse verde el semáforo.Ponerse verde el semáforo y mirar al semáforo ponerse verde.Todo perfectamente ensamblado ,como en una película.A esa hora casi no había tráfico.No había necesidad de esperar al hombrecillo verde y sin embargo esperó.Y aún con el hombrecillo ya perfectamente verde miró a un lado y a otro de la carretera antes de mover un sólo pie."

( Un optimista cruzando la carretera)

mandarina azul -

Aplaudo tu decisión... pasito a pasito... Seguro que vuelve, pero siempre estás a tiempo de volver a despedirte de él. :)

Sorrow -

Ahora sí me meto de lleno con los comentarios.

¿El joío? Non capisco, FERNANDO. Traducción para mentes asténicas, please. Y besos sin brusquedad ;)

Es eso, YBRIS, una mera declaración más poética que otra cosa. Que luego de verdad se vaya... Al menos pretendo que sepa quien manda :)
Un beso sin paréntesis.

Jeje, JULIO, no sé por qué sabía que hoy estaríamos de acuerdo. Te mantendré al corriente de en qué terminos quedamos finalmente Mr. Pesimismo y yo.
Un abrazo... y un beso, leches, que no hay quien te lo arranque ¡oye!

La verdad es que el pesimismo no suele vivir sólo, ADULTER. En la dosis justa es hasta necesario, pero de vez en cuando tengo que plantarle cara para que no me gane la partida. Y es que juega de bien el puñetero...
Muy buenas las definiciones :)
Besos optimistas.

Pues no sé yo si soy muy virtuosa, ITOITZ... Será por eso que soy pesimista redomada...
Un abrazo.

No esperaba menos de ti, MNEZ, en un post sobre pesimismo. Pero, chico, últimamente no me haces más que ascos, puaf por aquí, puaf por allí...En fin,... Te voy a contar un secreto: el poema de Benedetti no lo conocía y cayó en mis manos hace unas semanas por primera vez. Al leerlo no puede evitar acordame de ti, así que aquí te dejo la versión completa con dedicatoria cursi, como en las carpetas de los colegiales:

Para Mnez, el pesimista más encantador que conozco (hasta donde él se muestra).
Un beso, con cariño
(curis, cursi, ¿eh? Jeje)

"Ya sos mayor de edad
tengo que despedirte
pesimismo

años que te preparo el desayuno
que vigilo tu tos de mal agüero
y te tomo la fiebre
que trato de narrarte pormenores
del pasado mediato
convencerte de que en el fondo somos
gallardos y leales
y también que al mal tiempo buena cara

pero como si nada
seguís malhumorado arisco e insociable
y te repantigás en la avería
como si fuese una butaca pullman

se te ve la fruición por el malogro
tu viejo idilio con la mala sombra
tu manía de orar junto a las ruinas
tu goce ante el desastre inesperado

claro que voy a despedirte
no sé por qué no lo hice antes
será porque tenés tu propio método
de hacerte necesario
y a uno lo deja triste tu tristeza
amargo tu amargura
alarmista tu alarma

ya sé vas a decirme no hay motivos
para la euforia y las celebraciones
y claro cuandonó tenés razón

pero es tan boba tu razón tan obvia
tan remendada y remedada
tan igualita al pálpito
que enseguida se vuelve sinrazón

ya sos mayor de edad
chau pesimismo

y por favor andate despacito
sin despertar al monstruo"

Bellísimo el poema de Neruda. De nuevo gracias, FERNANDO :)

Es así, TRINI: nos pasamos la vida penando hasta que toca penar de verdad. Entonces encontramos todo el optimismo de una vez. Injusta que es la vida... o sabia.
Un besazo.

¡Ay ELISITA! Lo sé que eres pesimista como tú sola... Pero ya sabes que también hay mucho de pose poética en esto de la tristeza y el pesimismo ;)
Muchos besos.
P.D. Comodones que son los funcionarios, jeje...

Sorrow -

Antes de responder los comentarios he querido leer de nuevo mi post y para mi vergüenza me he encontrado con una garrafal falta de ortografía :(
Para los que la vieron y callaron: ya está corregida (gracias por no delatarme).
Qué mal... uff...

Elisa -

Yo, como Woody Allen, siempre he visto la botella vacia por completo, asi que qu'e te voy a contar...La frase de Benedetti es lapidaria. Yo se ve que tengo un pesimismo espanol, que no se va de casa ni con trabajo de funcionario. Un besazo!

Trini -

Casi toda mi vida he sido una pesimista de cuidado, Casi toda mi vida hasta que tenia verdaderos motivos para serlo y entonces, paradojas de la vida, mi pesimismo se esfumó y fui la mujer más optimista y en ello estamos...
Me alegra de que hayas despedido a tu pesimismo.
Besos

Fernando -

Sigo con el aroma y la luz de la rama robada...besos.

mnez -

¡Puaf!, ha caido un mito. ¿Te hago un hueco?
Besos pesimistas, guapa

itoitz -

Sólo la virtud tiene argumentos poderosos contra el pesimismo. Animo y un abrazo.

Adúlter -

No sé si hablas de pesimismo o más bien de decaimiento, tristeza o depre. Estos últimos hay que aparcarlos en lo posible (anque también forman parte de la vida), pero el pesimismo puede ser un derivado del estoicismo. O del fatalismo. Siempre que se tome sin las dosis venenosas de la amargura, en lo posible.

Te apunto una de mis definiciones preferidas (y pesimistas) al respecto: Un pesimista es alguien que cree que las cosas nunca han estado tan mal; un optimista, en cambio, es el que sabe que aún podrían estar mucho peor. :D

julio -

Me parece muy buena decisión la que has tomado. Fuera el pesimismo pero tambien el optimismo, y lanzarnos a la vida, a pecho descubierto, dejando bien visible a nuestro corazón, para que sintamos mejor su presencia y compañía.
No podíamos haber hecho mejor elección.

Un abrazo

Ybris -

Muy buena declaración de principios.
Pero el pesimismo se resiste a marcharse.
Yo le tengo prohibida la entrada de 23 h a 9 h.
Luego le envuelvo en un paréntesis.

Besos

Fernando -

Alo!alo! Munich!...el joio ahora se lo queda...besicos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres