Blogia
Mujer on constant sorrow

Quiero Málaga

Mañana me voy a Málaga hasta el año que viene. Mañana me espera el mar. Me la traen floja las Navidades, la Nochevieja, los regalos y las comilonas, que yo lo que quiero son otras cosas.

Quiero pasear a mi Cuca por la playa y hacerle, nunca mejor dicho, perrerías.

Quiero levantarme cuando me plazca y desayunar en la terraza con el azul marino frente a mí.

Quiero pasarme la tarde en el Galerna con los amigos de siempre, empezar con el cafelito y pasar del aperitivo a los cubatas sin darnos cuenta. Luego, si encarta (uf… qué malagueña es esta palabra…cómo me gusta), un canutito a la orilla del mar, viendo las luces de la ciudad con la Farola y la torre de la Catedral al otro lado de la bahía.

Quiero ir de tapas al Pepa y Pepe (ese adobo, esos pinchitos…) o al Tóbalos si es que andamos por El Palo.

Quiero comer pescaíto en Las Palmeras y hartarme de espetos de sardinas recién pescadas.

Quiero family, mucha family, pero sin apreturas, que somos ya muy mayorcitos todos.

Quiero mar y quiero sol.

Quiero Málaga.

Mi Málaga, mi mar, mi sol… ese que me tatué en la espalda hace años ya para que nunca me faltara, aunque estuviera lejos, y que, sin embargo, tanto me falta.

 

¡Ay! Qué faltita me hace todo…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Robertino -

Por seguir diciendo cosas bonitas de Málaga: te has fijado en la luz y en los colores? como ya sabes vivo habitualmente en Granada y suelo regresar a la casa familiar una vez al mes. Pues bien, cuando ya llego a Málaga y veo la luz reflejada en el mar que hace resaltar los colores se me ponen los pelos de punta y de reprente pienso en donde se habían metido todas aquellas tonalidades que me había acostumbrado a no ver. A veces incluso escojo el camino más largo para llegar a casa en pro de dar una vuelta por el paseo marítimo aprovechando que mis sentidos aun no se han acostumbrado y poder disfrutar del deleite de un paraiso terrenal.

Toy folloso -

¿Tú sabes el frío que está haciendo aquí arriba?.
Que envidia.
Cuéntanos, al regreso.
Te espío a ratos.

Julio -

Pues te deso que luzca un espléndido sol esos días. Por cierto con tanta actividad un poquito de siesta no te iría mal, ¿no?

Un abrazo

Pejigera -

Y yo, y yo, y yo massssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres